December 9, 2022 - 1:31 pm
InicioComicMuere Themo Lobos y la aventura ahora es nuestra

Muere Themo Lobos y la aventura ahora es nuestra

Se perdieron tantas cosas con él, tantas cosas que nunca pensamos que se iban a perder. Se perdieron los abuelos que tenemos los 16 millones de poetas de este país grupiento hasta para la más cotidiana anécdota, esta tierra de dibujantes (algunos con lápices, otros con las manos sobre el aire), esta tierra de talleros, de parlanchines dulces. Se perdió el abuelito con el que mirabas cualquier película de aventuras y sabías que tú y él estaban disfrutando y sufriendo a la par cuando Ben Hur casi pierde la carrera, cuando el Capitán Futuro corre y no alcanza a llegar a su nave espacial, cuando Sandokán salta de cubierta a cubierta armado sólo con su espada y su grito feroz.
Se perdió también ese momento que marca quien serás toda la vida: la edad exacta que tenía Mampato cuando debía dudar y equilibrar su pasión por los libros y la fantasía con sus ganas de pelear en la calle y correr por tierras desconocidas, cuando acompañaba enamorado a la increíble Rena sin saber que eso se llamaba estar enamorado, cuando estaba al borde de una muerte de verdad posible y pensábamos, temblando con la revista en la mano, que de verdad Mampato podía morir y que por lo tanto también uno podía morir, y aunque la CNI o los accidentes o las enfermedades o los rumores ya nos habían alertado y mostrado la muerte recién en ese momento lo entendíamos, lo contemplábamos. Porque nos los contaba el abuelo.
Se va tanta gente, y aunque a veces pensamos que es natural que nos dejen los viejos, sólo queda admitir, contra lo que dicta la intuición, que la tragedia se multiplica. En vez de que se pierdan esperanzas, anhelos, se pierden miles de vidas tocadas, y miles que no se alcanzaron a tocar porque ochenta y cuatro años es demasiado poco tiempo para cierta gente (potencialmente, para todos). Lamentamos la muerte de los viejos artistas que no nos han vuelto a dar grandes obras porque sabemos lo que hicieron, y sus antiguas medallas son como su aura acompañándonos, alentándonos de que el futuro puede ser tan brillante o tan intenso como el que ellos soñaron. Entre los que murieron este año estuvo Ray Bradbury, otro hombre que fue un abuelo-niño durante toda su vida, igual que Themo Lobos. Habrían sido grandes amigos, obvio, y de alguna manera lo eran, pertenecían al mismo club que sabía que a Mampato u a Ogú o al protagonista del cuento undécimo de Las Crónicas Marcianas les bastaba una sonrisa para comenzar bien cualquier situación, y el resto pertenecería a la aventura o al terrible mundo que había que saborear aunque fuera peligroso. Eso sabía Themo Lobos y algunos otros, que hay que recorrer el mundo justamente por eso: porque es dulce y peligroso.
Sus méritos y sus grandes momentos son una lista que no recorreré porque sus lectores la recuerdan al dedillo y los que aún no lo han leído lo harán ahora, encontrándose página a página con sus bromas y su constante ansia de clímax y riqueza humana. Sí puedo compartir otra cosa: el hombre cincuentón que en alguna firma de libros le confesó que estaba enamorado de Rena desde los 13 años, o el niño que le pregunta dónde podía ir a conocer a Ogú, o sus más nuevos lectores vislumbrando, ante ese flujo de aventuras sorprendentemente parecido a la adrenalina de un videojuego, que quizás sus padres también fueron niños, y por lo tanto, quizás, ellos también podrían ser como sus padres, o incluso, ser como Mampato.
Mi recuerdo personal es ir con mi familia a la gran feria de verduras de mi provincia, tentado por la idea de que después de cargar papas y acelgas podríamos pasar por la contigua feria de las pulgas a revisar los Reader’s Digest y otros libros raros apilados junto a alicates y cassettes, y ahí entre el polvo hojear las colecciones de Mampato buscando el número que faltaba, tentado de tener tanto dinero como para poder llevarme de ahí toda esa pila y no verme obligado a renunciar a Bagdad, a los mutantes del Siglo Cuarenta, a la Corte del Rey Arturo, a las auroras boreales del primer descubrimiento de América junto a Leif Erikson, a la ominosa presencia del Capitán Ahab junto a ballenas que le quitaban el aliento hasta a Ogú. Pero había que perder todo eso porque era imposible renunciar a la que estaba leyendo en ese momento, el crescendo trágico del árbol inexpugnable de Fergus el tirano.
Acá el corazón no puede ocultar su rostro cerebral y conciente. Sabemos que las instituciones (sea el gobierno y el estado tanto como la once familiar y la cerveza con los amigos) encumbra a los grandes creadores al precio de mutilar u ensombrecer lo que en ellos rebalsa el Statu Quo: la vida queer y la crítica social de Gabriela Mistral, el desprecio por su propia clase de Huidobro, el Roberto Matta cansado de Chile hasta el vértigo. Sabemos que Mampato fue un rebelde, Themo Lobos ha confirmado que era de izquierda, y que incluso si esa denominación ha perdido sentido en estos días, Mampato dejó claro en su más peligrosa aventura, “El Árbol Gigante”, que a los dictadores se les llama dictadores y que sólo hay una posición posible frente a ellos. Es políticamente incorrecto decirlo, o lo ha sido durante veinte años, y es importante que en su última entrevista Themo Lobos haya aclarado su posición política y (más importante), la de su héroe, su legado a la imaginación de Chile. Es importante porque así como las ideas no se apagan, los retratos hechos con los ojos bien abiertos no pueden ser olvidados, aunque se borren los nombres y nunca se re-editen los catálogos. Los adolescentes de hoy, más chascones, más salvajes, y más desesperados, también están buscando a su Mampato interior, aventurero y rebelde contra lo que es importante rebelarse.
Y a juzgar por lo que hemos visto en este último par de años, esos jóvenes están encontrándolo. Otros artistas han dicho que el futuro rebelde de Chile está en sus niños. Themo Lobos inspiró a esos niños sin pensar en sus edades. Estoy seguro de que está orgulloso de ellos, de sus nuevas formas de leer, de jugar, de marchar en las calles, de escribir en fanfics y en foros de internet y en lienzos. Como un abuelo feliz, está orgulloso de nosotros, y eso es una esperanza para esta nación de cuentacuentos, de soñadores y soñadoras, del país que predijo y dibujó justo en el momento en que Mampato se decidía por apretar los puños, despertar y aceptar sin miedo la aventura.

Homenaje de Epilachu

RELATED ARTICLES

4 COMENTARIOS

  1. Que increible es lo que ocurre con lo que leemos, me pasó con bradbury , un amigo se va, me paasa con el Themo es como, y tal como dices tu se va un abuelo, en mi caso es mi acercamiento al español, eran los regalos de una abuela lejana de un pais lejano, qque cuando fui leyendo y entendiendo fui aprendiendo mas y mejor, eran revistas viejas de hacia casi 12 años pero las encontraba tan presentes, con mi realidad eque queriua tener un cinturon espaciotemporal y queria venirme a Chile solo por que el caos nuclear no lo alcanzaria, que nostalgia. Yo no tuve los miedos de chico que tuvieron los de mi geneneracion creci sin miedos a los militares, a la policia, y eso, si con un tremendo sentido de lucha contra las dictaduras de cualquier clase y color, las dictaduras se combaten en todos lados, y todas. Que bueno saber que uno de mis heroes pensaba de la misma forma, que bueno que Mampato sea un rebelde que bueno que estar en mi mente y corazon para siempre, Gracias por los recuerdos gran columna, ojal y lo hubieramos homenajeado antes.

  2. Gracias a ti por tus palabras.Mi padre fue un librepensador comprometido con los derechos del hombre y, por sobre todo, con los niños y jòvenes,
    “No me olviden”- dijo. El impacto de su partida me dice que así será; vivirá por siempre en su obra.Lo hizo bien, se fue tranquilo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments

Robert Quispe Sanchez on Forrest Gump y la crítica a Jenny
Álvaro Vera Cesped on Las razones de Hannah Baker
Maria Jose Barros on Private: Bienvenido Femslash
lacomiquera on Una nueva oportunidad
lacomiquera on Una nueva oportunidad
lacomiquera on Una nueva oportunidad
lacomiquera on Una nueva oportunidad
Rodrigo Acevedo P on Una nueva oportunidad
Carla VG on Una nueva oportunidad
María José Barros on Revisa el nuevo look de Batgirl
María José Barros on Revisa el nuevo look de Batgirl
María José Barros on Revisa el nuevo look de Batgirl
Majo Jimenez on Series favoritas: Mad Men
José González Conejeros on Review | Mortis Eterno Retorno
Valeria Merino on Review | Mortis Eterno Retorno
Teresa Daniela on Review | Mortis Eterno Retorno
Teresa Daniela on Review | Mortis Eterno Retorno
Camilo Aguilar Cuadra on Review | Mortis Eterno Retorno
Camilo Aguilar Cuadra on Review | Mortis Eterno Retorno
Viktor Pino Rojas on Review | Mortis Eterno Retorno
Lindsay Sabrina Soto Medina on Review | Mortis Eterno Retorno
Felipe Andres Quintana Gomez on Review | Mortis Eterno Retorno
Gustavo Candia F. on Review | Mortis Eterno Retorno
Sergio Carlos Martinez Fuentea on Review | Mortis Eterno Retorno
Sergio Carlos Martinez Fuentea on Review | Mortis Eterno Retorno
cristian cristallini on Review | Mortis Eterno Retorno
Fabián Rivas Belmar on Review | Mortis Eterno Retorno
Hector Cabaña on Review | Mortis Eterno Retorno
Hector Cabaña on Review | Mortis Eterno Retorno
Pablo Rumel Espinoza on Review | Mortis Eterno Retorno
Benjamín Cofré on Review | Mortis Eterno Retorno
Daniel Picart Gonzalez on Review | Mortis Eterno Retorno
nicolas bonati on Los peores videojuegos ever
don_brutalli on Los peores videojuegos ever
Sharon Dayana Orellana Hidalgo on Comentario | El dejavu de Comic Con Chile
Mr MindHeist (@MrMindheist) on Hey, Aquaman cumple 70 años!
Daniel Chutin (@El_Negro_Ch) on Video: Hermoso Joker con sal
Manuel Gutierrez Fuentes on Concurso: Regalamos el anillo de Flash!
Manuel Gutierrez Fuentes on Concurso: Regalamos el anillo de Flash!
Manuel Gutierrez Fuentes on Concurso: Regalamos el anillo de Flash!
lacomiquera on Humor: ¿Qué es hentai?
lacomiquera on Review DC Showcase
Villano Paz on Review DC Showcase
antonio on dcheroes
lacomiquera on Cita Comiquera
Sofii on Cita Comiquera
camila on Beso Comiquero
Mayor Terror on Elija el mejor Batman ever