Los últimos días han habido decenas de noticias sobre la próxima película de Superman, los potenciales directores y Jon Hamm como principal candidato para usar la capa roja.

Pero para mí siempre habrá un Superman: Christopher Reeve. La primera vez que lo vi en la tv debí tener cuatro, cinco años y supongo que de alguna forma mi papá me traspasó su admiración por el hombre de Krypton, su entrega hacia los humanos, su vocación por ayudar a todos sin diferencias y su estricto código de no matar a nadie.

Superman era, es y será siempre el héroe máximo.

¿Y a qué viene esto? Hoy es el día que nació este hombre, un hombre que brindó su propia lucha, y aunque sigan haciendo remakes, aunque ya no esté por acá, siempre será Clark Kent.