Eso pos, vayan. Yo no estaba muy convencido al principio, me dije: “es Disney sin Pixar, mmmm… no me gustó tanto eso de ‘libre soy’, no vi Big Hero 6 ni Wreck-It Ralph (que me han dicho son geniales), pero tiene buena pinta, me gustó el diseño de personajes… ya, bueno ya, vamos a ver Zootopia”.

zootopia-spoofposters_01zootopia-spoofposters2

 

 

 

 

Además, en diciembre lanzaron unos posters de joda que se aprovechaban del hype de otras películas taquilleras del 2015.

Tuvimos la suerte de asistir a una función no tan llena de niños gritones ni del hipnotizante sonido del mascado de cabritas. Como ya nos han enseñado muchas obras, estos divertimientos no son solamente patrimonio del público infantil, puesto que hay temas y referencias que asegurarán el goce de los asistentes tengan la edad que tengan. Y de hecho los temas que trata Zootopia son bien serios, como la cuestión racial y de género, pero no nos adelantemos.

La historia va de una coneja, Judy Hopps, cuyo sueño desde niña es ser policía. Sueño no suficientemente apoyado por sus padres, una pareja de granjeros amantes de la vida simple del campo. En busca de su destino Judy viaja a Zootopia (una megalópolis con diferentes zonas climáticas, aptas para diversa vida animal) con la finalidad de incorporarse a la policía de la ciudad.

zootopia01
Su entusiasmo no tiene límites.

Las cosas no son fáciles para la primera coneja en la fuerza pública, que despreciada por su tamaño es relegada a encargarse de los parquímetros de la ciudad. Casualmente eso la lleva a conocer a Nick Wilde, un zorro zorro (astuto estafador, desencantado de la sociedad) con el cual tendrá que asociarse para resolver el misterioso caso de los animales que están desapareciendo en la ciudad.

No creo recomendable contar mucho más, porque soy enemigo del spoiler gratuito (a veces ni siquiera veo trailers), pero la historia de la producción de Zootopia dice mucho sobre la calidad de la película. Gracias a una nota de IO9 pudimos enterarnos que en noviembre del 2014, luego de años de producción y desarrollo, el equipo de animación se dio cuenta que un gran aspecto de su película no funcionaba: había que intercambiar el protagonismo de los personajes principales.

En la primera versión del film el protagonista era Nick el zorro, pero los realizadores notaron que a través de sus ojos la ciudad estaba rota desde el principio, porque a él no le gustaba Zootopia. A Judy, por otro lado, le encanta, pues la ve como el lugar donde todos los sueños pueden hacerse realidad (sueños como una coneja policía, cuestión nunca vista anteriormente), por lo que parece ser una opción mucho mejor como protagonista de una historia acerca de la diferencia y las oportunidades.

Pero cambiar eso en una etapa tan avanzada no fue fácil eh, la animación es un proceso leeeeeeeento.
Pero cambiar eso en una etapa tan avanzada no fue fácil eh, la animación es un proceso leeeeeeeento.

Y la decisión no fue errónea, porque Zootopia es una gran película, que desde su trinchera (el cine gringo masivo) se erige como un aporte constructivo en contra de los estereotipos y la discriminación (¡de raza y de género, insisto!). Por eso y también porque tiene entretenimiento asegurado, Zootopia es una película que hay que ver por estos días.

Y si usted ya la vio, ¿qué opina? ¿Le gustó, le molestó, le divirtió? Esperamos sus opiniones.