Feminist Frequancy se dio el trabajo de categorizar y rescatar más de 500 videojuegos que van desde 1979 al 2014.