Alison Bechdel, por Elizabeth McCracken

No recuerdo cuando vi por primera vez las Dykes to Watch Out For (que ha sido traducido como Unas Bollos de cuidado) de Alison Bechdel. Seguramente fue en los años 80, en alguno de los periódicos alternativos que leí en alguna de las ciudades en que viví durante mis 20. Crecí en una casa de tiras cómicas, con lo que me refiero a una casa con muchas antologías de tiras cómicas, destacando Peanuts, Doonesbury, Li’l Abner, y mi favorita, Pogo. Se trataba de una casa y una familia llena de excéntricos con cariño por los remates (de los chistes).

Siempre amé las tiras cómicas que mi familia amaba, la forma en que podíamos hablar sobre Lucy van Pelt o Mammy Yokum o Miz Beaver, y saber que estábamos discutiendo sobre personalidades reales que existieron a lo largo de muchos años. Una tira cómica que tus padres leyeron cuando eran jóvenes es una cosa curiosa: es una herencia de familia y es algo íntimo. Miras a través de ventanas y observas las cosas que hicieron reír a tus mayores y luego te preguntas si esa risa realmente te pertenece.

Dykes to Watch Out For era mía por completo, aunque pertenecía a cualquiera que la leyera. Seguía a un grupo de lesbianas, que se emparejaba y separaba, y eran buenas amigas y se cuidaban entre ellas. Me parecía extremadamente sofisticada, pues los personajes se veían como adultos fascinantes en los años en que yo misma intentaba descubrir cómo ser una adulta, a pesar de que ahora cuando la leo veo que maravillosa y realísticamente extrañas eran; divertidas de la forma en que los humanos son divertidos, a veces livianamente y otras veces desgarradoramente.

Ocurrió que Bechdel no solo era brillante en forma serial. En el 2006 publicó su memoria gráfica Fun Home,  un libro sobre la vida y la muerte de su padre, director de una funeraria, y luego Are you My Mother?, sobre la relación con su madre. No hay libros como esos en ninguna parte. El arte de Bechdel es hermoso, exacto pero a la vez familiar: Se siente, por querer un mundo mejor, hogareño, a pesar de leer sobre cosas inexplicables como la muerte, el suicidio, la ira y la tiranía de los secretos familiares. Una viñeta de Bechdel está llena de información, muebles, alfombras orientales, y el encogimiento de hombros de sus personajes, expresiones irónicas y giros idiosincráticos en sus enunciaciones.

Algunas obras de narrativa gráfica presionan contra la viñeta: hay que luchar con ello al nivel del papel. Los personajes de Bechdel, sus dibujos e ideas te invitan dentro. Su trabajo ofrece un lugar donde sentarse, incluso si se trata de un incómodo sillón victoriano; permite que mires a los personajes directo a la cara; les permite hablar en detalle. Como todo el buen arte, el de Bechdel señala que el trabajo de comprendernos entre nosotros es difícil y necesario, pero es el mejor trabajo que hay.

Fuente: The Guardian.

¿Quieres aprender a escribir un guión de novela gráfica? Francisco Ortega, guionista de Mocha Dick y 1899, dictará taller gratuito

Esta es una oportunidad realmente imperdible. Francisco Ortega, guionista de “Mocha Dick” y “1899” (y novelas como la actual bestseller “Logia”) dictará un taller gratuito de guión de novela gráfica. ¿Cómo hacerlo?

Envía un resumen de una página del proyecto que te interesa trabajar, incluyendo argumento, género y la descripción de al menos un personaje al correo cafeliterario@providencia.cl

La actividad se realizará los martes de octubre y noviembre a las 19 horas (el afiche dice 17 pero Francisco Ortega nos confirmó que este es el horario real) en el Café Literario Parque Balmaceda (Avenida Providencia 410, metro Salvador).

Aprovecha de desarrollar esa idea que venías trabajando y que tal vez no te atrevías a plasmar. Necesitamos nuevas voces en la narrativa gráfica chilena, ¡anímate!

Plazo para postular: viernes 26 de septiembre.

Multiverso Comiquero | La novela gráfica como simple marketing, nuevo documental de Charles Schulz, bestsellers 2012 y entendiendo el lenguaje visual con McCloud

Seguimos con la nueva sección Multiverso Comiquero -que sigue sin convencerme el nombre, así que si lo cambio no se espante- con lo mejor de la web seleccionado para usted cada semana por este mismo canal:

  • Frederik Peeters , guionista de la conmovedora Píldoras Azules, en entrevista con El Cultural cuenta sus motivos para realizar la obra y habla sobre cómo el término novela gráfica se ha vuelto simple marketing.

“Es una traducción de un término americano en la que hoy cabe todo. Es cierto que ha ayudado a desligar al cómic de la literatura infantil y juvenil y que muchos adultos han cruzado la barrera gracias a ella, pero no hay que olvidar que es marketing. Yo, por mi parte, sigo escribiendo y dibujando para mí, hago los tebeos que me gustaría leer y lo único que busco es que el lector disfrute tanto leyéndolos como yo dibujándolos”.

Enjoy!

Review | "Arrugas" y el lugar irrevocable que es envejecer

“Dicen que cuando te miras en el espejo y empiezas a parecerte a tu padre es que te estás haciendo mayor. Mi reflejo empieza a parecerse a mi padre y mi padre se parece ya a la imagen que recuerdo de mi abuelo”.

Hace mucho tiempo que quería leer “Arrugas” de Paco Roca, había leído muy buenos comentarios pero sentía que como una obra que ya era precedida por grandes críticas debía comprarla y leerla de una vez. Pero el dinero siempre es escaso para tener todos los libros que uno quisiera y entre prioridades y oportunidades siempre parecía quedar para después.

No fue hasta que mi amigo Fabián lo adquirió y sin dudarlo entró en nuestro #truequecomiquero, un gran sistema que decidimos instaurar y al que se han sumado más personas. Quién no tiene una mala historia de prestar un libro y recuperarlo, con suerte, dañado o para nunca más verlo. Así, le pasé un tomo del maravilloso Jason, y él Arrugas.

En ella, Emilio -un antiguo ejecutivo de banco- es dejado en una residencia para mayores por su hijo. Ahí, su mundo es trastocado y se enfrenta, aunque acompañado, contra el descenso inevitable del Alzheimer. La historia es sencilla, las anécdotas están contadas con la cotidianidad y la simpleza de aquel que se ha detenido a escuchar a la vejez, a mirarla a la cara sin caer en el melodrama ni en la lágrima fácil, sino en el tono respetuoso e incluso humorístico de ese lugar irrevocable para todos que es envejecer.

Roca maneja con sutileza y empatía a cada uno de sus personajes, desde el compañero de habitación fiel y escéptico de Miguel, a la mujer que cada día espera un viaje a Estambul mientras mira por la ventana intransmutable del hogar, o a la pareja de ancianos que parece unirlos algo más allá de toda lógica y que sigue anhelándose aún cuando vivan en tiempos distintos, o la señora que no puede andar sola por el miedo constante a ser raptada por extraterrestres.
Cada una de las personas de esa casa nos habla a todos, ya sea desde el recuerdo de un abuelo o abuela que perdimos o tememos perder, o de la simple incertidumbre de llegar hasta ahí y mirarnos al espejo para vernos viejos también.

El arte de Roca no necesita de grandes trucos más allá del talento tan escaso  a la hora de dibujar la expresividad del gesto preciso, la pausa justa, las viñetas sin texto ni dibujo que nos hablan del silencio horroroso de los recuerdos que se esfuman como un par de trazos en una página.

¿Qué somos cuando hemos sido olvidados, cuándo ni siquiera somos capaces de recordarnos? Arrugas, tal vez irónicamente, es un potente recordatorio de que las historias más simples pueden ser las más memorables.

Arrugas, Editorial Astiberri, US$ 23,72

No olvide su Delirio: la introducción de Tori Amos para "Death: the high cost of living"

Hoy compré Death The Deluxe Edition, que contiene todas las apariciones claves de Muerte y un antiguo seguidor en twitter me preguntó cuál novela gráfica de Muerte venía con la introducción de Tori Amos. Esa es The Hight Cost of Living.

Acabo de releerla luego de haberla semiolvidado y fue como si los pantanos se movieran, como volver a abrazar ese lado tuyo que creías ahogado, y recordar que debemos seguir llevando nuestras mariposas con orgullo. Si te permites sentir como te sientes en realidad, tal vez deje de darte miedo ese sentimiento no?

No lo olviden eh, no dejen que nadie les haga olvidar su Delirio y vayan y busquen a alguien que los haga sentir como Muerte:

“Death: the high cost of living | introduction

It’s funny but on good days I don’t think of her so much. In fact never. I never just say hi when the sun is on my tongue and my belly’s all warm. On bad days I talk to Death constantly, not about suicide because honestly that’s not dramatic enough. Most of us love the stage and suicide is definitely your last performance and being addicted to the stage, suicide was never an option – plus people get to look you over and stare at your fatty bits and you can’t cross your legs to give that flattering thigh angle and that’s depressing. So we talk. She says things no one else seems to come up with, like let’s have a hotdog and then it’s like nothing’s impossible.

She told me once there is a part of her in everyone, though Neil believes I’m more Delirium than Tori, and Death taught me to accept that, you know, wear your butterflies with pride. And when I do accept that, I know Death is somewhere inside of me. She was the kind of girl all the girls wanted to be, I believe, because of her acceptance of “what is.” She keeps reminding me there is change in the “what is” but change cannot be made till you accept the “what is.”

Like yesterday, all the
recording machines
were
b
R
e
A
k
I
n
G

D
o
W
n
again.

We almost lost a master take and the band leaves tomorrow and we can’t do anymore music till we resolve this. We’re in the middle of nowhere in the desert and my being wants to go crawl under a cactus and wish it away. Instead, I dyed my hair and she visited me and I started to accept the mess I’m in. I know that mess spelled backwards is ssem and I felt much better armed with that information. Over the last few hours I’ve allowed myself to feel defeated, and just like she said if you allow yourself to feel the way you really feel, maybe you won’t be afraid of that feeling anymore. 

When you’re on your knees you’re closer to the ground. things seem nearer somehow. 

If all I can say is I’m not in this swamp, I’m not in this swamp then there is not a rope in front of me and there is not an alligator behind me and there is not a girl sitting at the edge eating a hot dog and if I believe that, then dying would be the only answer because then Death couldn’t come and say Peachy to me anymore and after all she has a brother who believes in hope”.

Lanzamiento: Llega una nueva novela gráfica sobre la historia de Isla de Pascua "Varua Rapa Nui"

Una nueva novela gráfica llegará a las librerías y tiendas especializadas de Chile. Se trata de Varua Rapa Nui: El Hundimiento de Hiva, el primer tomo de una trilogía que publicará la editorial Rapanui Press.

Con guión de Bernardita O. Labourdette y el arte de Ismael Hernández, la obra será lanzada este sábado 21 de julio a las 12 horas en la Plop! Galería (Merced 349, local 7). Ojo que este libro será presentado también en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en el stand que tendrá Chile, así que los lectores mexicanos podrán adquirirlo en el evento de noviembre.

Les dejo la invitación y nos vemos el sábado!

Y obviamente feliz y ansiosa de ver a una nueva guionista en la narrativa gráfica chilena. Ansiosa por leerla, y esperamos contarles pronto qué tal la experiencia con “Varua Rapa Nui”.