Un momento de furia, se alteran los nervios, las cosas se agitan y luego pierde el control. Cuchillos, servicios, utensilios, comidas, muebles vuelan y chocan contra su persona, David Haller sólo se cubre la cabeza completamente perdido en la cocina. Cree que se ha vuelto loco, sin embargo en ese momento no sabe que es otra manifestación de sus poderes. Para nosotros, él es un mutante nivel omega conocido como Legion y que ahora gracias a una colaboración entre Fox y Marvel tiene su propia serie que confirma su segunda temporada. Está dirigida por Noah Hawley (Fargo), y a su lado se encuentran Simon Kinberg y Bryan Singer. Mientras que David -dentro de esta versión de su historia- debe descubrir quién es y enfrentar sus propios demonios.

David Charles Haller.

Pero… ¿Quién es Legion?

Legion, o David Haller fue creado por Chris Claremont durante la etapa de los Nuevos Mutantes. Junto al artista Bill Sienkiewicz, dieron estilo a un muchacho con un característico pelo negro elevado hacia arriba. Un personaje que sufre desorden de identidad disociativa (o personalidades múltiples).

Los poderes mutantes de David se activaron luego de que su casa fuera atacada por un grupo terrorista que quería asesinar a su madre, Gabrielle Haller, una diplomática israelí. El atentado provocó que desatara sus poderes y asesinara a los terroristas, y sin saberlo tuvo un contacto telepático con ellos mientras los mataba. Tras la experiencia, su mente se fragmentó en múltiples personalidades debido al shock. Por su parte la mente del líder de los terroristas, Jemail Kazami, fue absorbida dentro de la mente de David. En el intento de Kazami por reintegrar las personalidades de David, surgieron otras dos muy rebeldes como la de Jack Wayne y una adolescente llamada Cindy. 

David entró en un estado de coma. Cuando logró salir de el, fue diagnosticado con autismo. Su madre, lo llevó a la Isla Muir para estar bajo los cuidados de Moira MacTaggert, doctora experta en genética mutante y aliada de los X-Men. Así fue el nexo para que David conociera a su verdadero padre, el profesor Charles Xavier.

Si te pierdes, nos perdemos juntos (¡alerta de spoilers!)

Nota: No es necesario que sepas o hayas leído los comics para ver esta serie. 

En la serie #LegionFX nos presenta a David Haller (Dan Stevens) internado por un tiempo en un hospital psiquiátrico junto a su amiga Lenny Busker (Aubrey Plaza), y que comienza a cuestionar que las visiones y voces que percibe en su cabeza puedan ser reales tras conocer a Sydney Barrett (Rachel Keller). Cuando David y Sydney se tocan por primera vez intercambian cuerpos, él es ella y ella es él. El ocupar el lugar de otra persona es el poder de la joven rubia, y David por primera vez sale del psiquiátrico.

Sin embargo, Sydney atrapada en el cuerpo de David genera caos. Lenny es brutalmente asesinada, y un grupo armado conocido como la División 3 está buscando al protagonista. Capturan a la hermana de David, Amy, quien andaba tras él después de saber que había desaparecido.

Son muchas cosas las que pasan en el episodio piloto, pero en rigor para avanzar con la historia y la review, David es salvado por Sydney junto a Ptonomy Wallace y Kerry Loudermilk. Todos ellos van a Summerland, un refugio para mutantes dirigido por Melanie Bird y que colabora en conjunto a Cary Loudermilk. En la trama conoces a cada uno de los personajes y sus habilidades. Ptonomy puede registrar tus recuerdos, Cary y Kerry comparten cuerpo, Melanie es telepáta, y Sydney puede cambiar de cuerpo con tocar a otra persona (sí, trae recuerdos de Rogue de los X-Men).

Una de las cosas más interesantes es como explora la mente de un personaje, y eso es el giro que le da a las series de superhéroes. Pues a lo largo de la temporada te cuestionas cuál es el ‘verdadero mundo’ de David. Porque puede distorsionar la realidad, ser telepáta, telekinético, crear planos astrales, controlar y detener poderes, etc, etc, etc. (Un mutante nivel omega, ¿qué esperaban?).

Melanie y su equipo quieren ayudar a David para que descubra quién es realmente y se asuma como mutante. Pero hay algo que lo bloquea, un demonio de ojos amarillos que juega un rol importante en su mente, además de la sombra de Lenny que tras su muerte quedó rondando por la cabeza de su amigo cargado por la culpa. Por otro lado, David quiere rescatar a su hermana y luego saber qué rayos sucede en el mundo.

Pero cuando David salva a su hermana, desata a su parásito interno. Un ser que ha vivido con él desde que es un infante y que se alimenta de sus poderes para hacerse más fuerte, que le domina y posee. Sí, es el Rey Sombra. Mutante que alguna vez Charles Xavier venció y que en venganza ataca la mente de su no reconocido hijo, en la forma de sus traumas y de la intrigante Lenny.

Ya para ese momento la trama te tiene atrapada, con buenos planos, música de Pink Floyd y T-Rex que te adornan el momento. La serie crece episodio a episodio sobre todo a partir del número 5 cuando todo comienza a revelarse. Las mejores escenas se las llevan Dan Stevens y Audrey Plaza, sobre todo esta última a quien entregaría todo premio existente en el planeta. También a los guionistas, a Noah, a los directores de artes, a la música. Porque hay momentos que te dejan asombrada.

Hay momentos que te dejan así frente a la pantalla.

Si alguien le importa la cuota de personajes, Legion tiene para todos los gustos. Ojo, que eso no significa que todos sean personajes que vayan a favor del protagonista. Hay personajes femeninos bien escritos, complejos y que se apoyan entre sí –aunque claro, igual sus vidas siguen ligadas a las de un hombre, Melanie con su marido, Kerry al ser parte de Cary, Syd con David, Amy, etc-. Y en verdad porque todo el mundo gira en torno a David, y fijarse en ese detalle… en fin. Dejémoslo en que Kerry y Syd son unas mutantes badass, que Melanie es la ama y señora de Summerland y Lenny/Rey Sombra…. madre mía.

También hay personajes de color y LGTB. Están bien representados y con esto me refiero a que tienen buenas historias/motivaciones por detrás que les permite tomar sus acciones, y que no necesariamente aquello que las caracteriza les determina sus vidas. Hawley los presenta como seres que harían lo que fuera por luchar por sus intereses. Esto en la industria es complejo, porque no es fácil hacer de un personaje LGTB, negro, mujer, como el antagonista sin que se critique la decisión como un modo de ataque hacia ellos. Es de simplista pensar así.

Lo que Legion nos enseña es que el mundo -así como sus habitantes- está lleno de matices. Hay cosas que sólo nos diferencias unas de otras pero lo que realmente nos define son nuestras acciones, que pueden ser buenas o malas según el punto de vista. Por algo David no es un héroe, es un mutante poderoso que puede destruir todo si quisiera. Por algo los X-Men no son “súperhéroes” en cierto punto. Son más complejos.

Es (R)evolución.