Kingsman finalmente regresó con más acción y humor irreverente con su esperada secuela The Golden Circle. Dirigida por Matthew Vaugh, y escrita junto a Jane Goldman, la trama continúa con las aventuras de ‘Eggsy’ Unwin (Taron Egerton) junto a los Kingsman tras la muerte de su mentor Harry Hart (Colin Firth) en Kingsman: The Secret Service, inspirada en la serie de cómics creados por Dave Gibbons y Mark Millar.

Después de salvar el mundo Eggsy se une a los Kingsman y comienza a tener una vida mejorada, viviendo junto a su madre y hermana menor en la casa que tenía Harry, y estableciendo una relación con la princesa Tilde (Hanna Alström) después de conocerla en la primera película.

Todo parece ir normal en la vida de los personajes hasta que Eggsy es atacado por Charlie Hesketh (Edward Holcroft), un renegado aspirante a los Kingsman que desea cobrar venganza mientras trabaja para la narcotraficante y creadora de la organización criminal ‘El Círculo Dorado’, Poppy Adams (Julianne Moore).

Poppy ataca a los Kingsman bombardeando sus lugares de encuentro —como se vio en los trailers- por lo que Eggsy y Merlín (Mark Strong) deben viajar a Estados Unidos para encontrarse con los Statesman. Ahí llegan a las fábricas de bebidas alcohólicas que la organización utiliza como tapadera y conocen a los agentes Whiskey (Pedro Pascal), Tequila (Channing Tatum), Ginger Ale (Halle Berry) y Champagne (Jeff Bridges). Juntos, Kingsman y Statesman, deberán detener a Poppy de propagar una enfermedad que matará a los consumidores de drogas recreativas a nivel mundial.

Una nueva aventura

Resultado de imagen para kingsman the golden circle gif tumblr
¡Ay, hombre, qué maravilla!

Y bien, Kingsman: The Golden Circle cumple con su misión de entretener, entregar sus cuotas de humor irreverentes y las escenas de acción apoteósicas. Sin embargo esta película tiene un problema al lidiar con sus personajes. Eso se nota ya que al haber tantos, la trama debe enfocarse en los protagonistas, en la presentación de los nuevos personajes, en los personajes que acompañaban a los protagonistas en la película anterior además de darle unos minutos al villano de turno.

Ahí empieza el problema porque al dividir minutos entre protagonistas y villanos, los nuevos aliados y algunos viejos, terminas sacrificando personajes. Se sacrifican al sacarlos de golpe porque al parecer les estorban, mientras que a los otros les das minutos de acción muy geniales pero en personalidad o ‘backstory‘ no se desarrollan. Con la última línea me refiero en específico al tratamiento de cada Statesman, quizás se salvan Whiskey ya que él tiene muy buenas escenas de acción pero no más que eso. Además está interpretado por don José Pedro Balmaceda Pascal, es amarlo o amarlo.

Aparte de eso, repiten las mismas escenas que les funcionaron en la primera película o las mismas intenciones de trama. Peleas en el bar, canciones conocidas en momentos de pelea, uno que otro momento gracioso. Hay cosas que resuelven de la nada entre una película y otra, pero se deja pasar porque es Kingsman (y no todo lo que hacen va de mano con la lógica). Y también tienen escenas incómodas, en específico una que no me hace gracia alguna: primero, por el viaje o el movimiento de la cámara maldita y segundo, porque al pensar en la ejecución o el desarrollo de ese plan en específico se me hace innecesario. O me hace preguntar ¿por qué hiciste esto cuándo podrías haber hecho esta otra cosa, Matthew Vaughn?

El problema de los personajes femeninos

Otra vez con lo mismo.

Kingsman tiene personajes femeninos que parecen muy interesantes, astutos y hasta badass. Sin embargo, el desarrollo que se les da es mínimo y… ya ni siquiera sé para qué explico porque ni siquiera han sido las intenciones de estas películas. Pero resumiré lo débil que están en esta área de forma sencilla.

En The Golden Circle hay alrededor de cinco o seis personajes femeninos con minutos de pantalla decente: Roxy Morton (Agente Lancelot), Poppy Adams (la villana), la agente Ginger Ale, la princesa Tilde, Clara (la novia de Charlie Hesketh) y quizás la jefa de personal de la presidencia de Estados Unidos que aparece algunos minutos (omitiré a la mamá de Eggsy porque aparece en una sola escena y no se menciona la existencia de su hermana menor).

Ninguna interactúa con otra, algunas son sacadas de forma abrupta como lo mencioné más arriba. Otras no tienen desarrollo suficiente o momentos donde puedan lucirse, salvo que esta sea Poppy con su plan de villana y Ginger con su habilidad como hacker para los Statesman. Algunas son completamente utilitarias como intereses románticos o sexuales. ¿Algo más aparte de eso? Nada. Como dije, se salvan Poppy y quizás Ginger. ¿Y Roxy? Ella, la chica que salió elegida para ser Kingsman por sus méritos propios es quizás la peor tratada en esta secuela. Es triste.

Es triste porque probablemente hayan asumido que la mayoría de los espectadores de esta película son masculinos y que las mujeres ven otro tipo de films. No, una quiere ver al menos que en cada blockbuster los personajes femeninos sean desarrollados y tratados como personas normales. ¡Vamos! ¡¿No puede ser tan difícil?!

No quiero ahondar en más porque caería en spoilers, y siento que quizás ya entregué suficientes (lo siento). Sólo concluyo con que The Golden Circle no es mejor que la primera The Secret Service. Tiene escenas entretenidas, buenas secuencias de pelea y acción, buen agregado musical y lo pasas bien, pero si la piensas un poco se ve la caída en los personajes y en las lógicas de la trama misma. Es como decir que esta película es a la primera como lo que Avengers: Age of Ultron fue a la primera Avengers. Así, justo así.