Cabello verde ondulado y con la capacidad de controlar los metales. Lorna Sally Dane es conocida en el universo Marvel como la mutante Polaris, la hija de Magneto. Ahora llega con toda su fuerza a tomar su lugar como ama del magnetismo en una serie de televisión de los X-Men.

Los mutantes vienen recargados, o al menos eso es lo que planea Fox tras estrenar la serie Legion, protagonizada por el hijo de Charles Xavier. Ahora, toca el turno de la hija menor de Erik Lehnsherr, que se une a una red subterránea de mutantes que protegen a una familia en la que los padres descubren que sus hijos también poseen el gen X.  Al elenco se unen la mutante Blink (que ya apareció en X-Men: Days of Future Past) a cargo de Jamie Chung, Thunderbird (Blair Redford), Eclipse (Sean Teale). Mientras que Lorna será interpretada por la actriz Emma Dumont.

La hija favorita de Magneto

(Mi mutante favorita)

Lorna fue creada por Arnold Drake, Don Heck, Werner Roth y Jim Steranko. Apareció por primera vez en 1968, en el número 49 de  Uncanny X-Men vol. 1. Siendo la segunda mujer en unirse a la patrulla X después de Jean Grey, y antes de Ororo Munroe (Storm).

Lorna vivía con los Dane, sus tíos que la adoptaron después de que sus padres murieran en un accidente de avión cuando ella tuvo tres años. Al crecer, desarrolló sus habilidades magnéticas y su cabello se tornó verde, por lo que constantemente tenía que teñirse. Al recibir ayuda de los X-Men, y descubrir que era hija de Magneto -debido a un romance que tuvo con su madre, Suzanna- Lorna decide quedarse en la Mansión Xavier con sus nuevos amigos. Ahí es entrenada para controlar sus habilidades y en una de las aventuras del equipo rescatan a Alex (Havok), hermano menor de Scott Summers (Cyclops).

Con el tiempo, ella y Alex se hacen amigos para formar una relación de idas y venidas a lo largo de la historia. Al principio asume el nombre de Magnetrix en X-Men: The Hidden Years, para después tomar su nombre definitivo como Polaris en Uncanny X-Men durante 1976.

La heroína peliverde no sólo ha sido parte de los X-Men, también ha liderado junto a Havok al equipo de los X-Factor durante décadas. Y ha formado lazos con su familia mutante, con su padre Magneto, y sus medios hermanos Wanda y Pietro Maximoff (Scarlet Witch y Quicksilver respectivamente). Historias que se pueden leer en las dos versiones de House of M (aunque la primera es mejor que la segunda de la editorial), en la que Erik es el rey de los mutantes de la isla de Genosha, y Lorna es princesa.

Con el cambio de tramas, choques de tierras e universos, Polaris ha liderado sola el nuevo equipo de All New X-Factor. Ella junto a Gambit, Quicksilver, Cypher y Danger trabajaron para Serval Industries. Lo más reciente fue The Last Days of Magneto, donde Lorna está en los últimos momentos junto a Erik en los momentos previos en All New All Diferent de Marvel, para luego tener otra versión en X-Men ’92.

Así entre otras historias que se pueden leer mientras se espera que Emma Dumont obtenga su cabello de verde, y comience a levantar metales en la nueva serie. ¿En algún momento se verá en pantalla con Magneto? Habrá que esperar.

Los herederos de los mutantes que ya conocemos en el cine, vienen para quedarse y evidentemente ser mejor que sus progenitores. El año pasado vimos una versión más joven de Nightcrawler, y regresó Quicksilver. Este año ha sido dominado por X-23 y Legion. El futuro es de Polaris, con su nuevo equipo.