Pocos días quedan para el estreno de Logan, última película donde Hugh Jackman interpreta a Wolverine, dirigida por James Mangold y que presentará a un nuevo personaje: X-23.

X-23 o más conocida como Laura Kinney, es un personaje relacionado al universo X-Men que aparece como el clon de Wolverine debido a su creación por Weapon-X. Laura, posee garras de adamantium en todas sus extremidades, y fue entrenada para matar. Laura es la heredera digna de tomar el manto de Wolverine en Marvel Comics, junto a la actriz Dafne Keen encargada de darle vida.

El experimento nº 23

Comparte el mismo origen que Harley Quinn, ya que fue introducida en los comics luego de haber triunfado en el episodio de un programa animado. Durante la tercera temporada de X-Men: Evolution (2003), se presentó por primera vez a esta mutante en una historia creada por Craig Kyle y Chris Yost. Wolverine se entera que crearon un clon de él, identificado por el nombre de X-23, siendo el primer éxito después de 22 clones fallidos. Ella, violenta y desesperada va en busca de Wolverine para vengarse por ser su origen genético.

Al tener éxito en la serie su historia fue tomada en 2004 para llegar a los comics. Joe Quesada, Joshua Middleton y Robert Teranishi trabajaron en la miniserie NYX, que mostró la historia de la mutante de un modo más adulto y complejo. Acá, ejerce la prostitución como modo de supervivencia mientras que pasa por una depresión que la hace autoflagelarse. Tras esta historia, Quesada decide llamar a los creadores de X-23 para que cuenten en papel sus orígenes. Así llegó Innocence Lost y luego Target X, historias que cuentan la vida previa de Laura Kinney antes de conocer a Wolverine.

Su primera aparición fue en la serie X-Men Evolution (2003).

X-23 surgió de un programa secreto encargado de reproducir el experimento del Proyecto Arma X, que unió el esqueleto de Wolverine con adamantium. El Doctor Martin Sutter, reclutó a la renombrada genetista mutante Sarah Kinney, para desarrollar un clon. Dado que la muestra genética de Arma X está dañada, Kinney propone la creación de un gemelo genético femenino. Tras la oposición a esa idea, se hicieron 22 intentos pero fracasaron, salvo la muestra nº 23 que fue viable para combinar con un embrión, y que obligó a Kinney a ser la madre de la muestra. Después de 9 meses, nació X-23.

Siendo niña, los doctores la sometieron a pruebas para activar su gen mutante donde muestra sus garras de adamantium en manos y pies. Así, X-23 es entrenada para ser una asesina, controlada además por un aroma que le causa extrema ira y la hace matar sin conciencia. Bajo ese control mató a su sensei y a su madre. Sarah antes de morir, le dice a X-23 que su nombre es Laura, que la quiere y le entrega una carta con fotografías de Wolverine, Charles Xavier y el Instituto para mutantes.

Target X, por su parte continúa con esta historia donde Laura, después de cometer un asesinato, es tomada prisionera por Steve Rogers y Matt Murdock quienes se enteran más de ella y de cómo sólo es una chica que necesita ayuda, no ser castigada por S.H.I.E.L.D. Así, es llevada a la Academia Vengadores aunque estuvo por poco tiempo antes de volver a sus raíces mutantes y compartir más tiempo en nuevo equipos de los X-Men y X-Force. También obtuvo su propia serie en solitario donde compartía tiempo con Jubilee, Gambit y Wolverine, y Sue, Valerie y Franklin Richards, entre otros.

El personaje creció a tal punto de ser muy importante en la vida de Logan, que fue como su hija y aprendiz. Y mientras ella era parte de All New X-Men con los cinco miembros originales que llegaron desde el pasado, se entera de la muerte de Logan (Death of Wolverine) y en una alianza con Daken, Lady Deathstrike, Mystique y Sabretooth trabajan juntos para que no usen el cadáver de Logan para más experimentos. Es en ese momento, donde Laura decide honrar la vida de quien consideró como a su padre. 

Laura Kinney. X-23. Wolverine.

En All-New All-Different Marvel, Laura decidió honrar la vida de Logan y continuó su legado: se convirtió en la nueva Wolverine dejando atrás todo vestigio de X-23. Ahora es un personaje dedicado completamente a ser una heroína, compartir con sus amigos y por primera vez, permitirse ser feliz pese a tener una historia trágica. Un personaje femenino que con los años consiguió lo que antes fue impensado: reemplazar a Logan y continuar su labor con el uniforme amarillo.