Para quienes crecimos en los ’80 o ’90 Jem y los Hologramas suena en alguna parte de nuestra cabeza, ya sea un recuerdo concreto o algo vago de nuestra infancia, siendo parte de nuestra memoria colectiva. Para los más jóvenes puede ser todo un misterio a descubrir… y ¡uno muy bueno!

Jem y los Hologramas nació como una línea de muñecas de la empresa Hasbro, que luego como estrategia de marketing fue adaptada a una serie animada que logró ser un boom en los ’80 en Estados Unidos. En ella podemos ver las aventuras de Jerrica y sus amigas, rodeadas de música, sororidad, tecnología y toda la estética ochentera.

Y no fue hasta 2015 que Jem volvió a nuestras vidas en 2 ámbitos: una película sin pena ni gloria (¿o tal vez un poco de pena?) y el majestuoso cómic de Kelly Thompson y Sophie Campbell.

El cómic de Jem y los Hologramas es editado y publicado por IDW Publishing, y a la fecha de este artículo se han publicado más de 20 issues, con los próximos números saliendo en junio. La trama ha sido sutilmente modificada para adaptarse a los nuevos tiempos pero sin perder su esencia, encontrándonos con problemáticas actuales y personajes muy reales.

La nueva estética no tiene nada que envidiar a la original. El arte, a cargo de Sophie Campbell, se presenta en vivos colores y un trazo exquisito. Ha sido capaz de plasmar hermosos personajes, representando diversos tipos de cuerpos, tonos de piel y estilos, cada uno es toda una historia por sí solo. La música es un elemento importante dentro de esta historia y ha logrado superar el gran desafío de plasmar canciones en papel.

Los diálogos, desde la mente de Kelly Thompson, son livianos pero expresan toda la fuerza de cada personaje. Nos permite comprender todas las personalidades, y sus motivaciones haciendo muy difícil la elección de tener un personaje único favorito. Es un cómic de lectura rápida y entretenida.

La recepción del público ha sido positiva, permitiendo la publicación de varios números especiales y ediciones para coleccionistas. Incluso se ha lanzado el cómic dedicado a Misfits, la banda rival de Jem, también en manos de Thompson. Por lo tanto, ¡tenemos Jem para rato!

Aún no ha sido traducido al español por lo que estamos a la espera de que alguna editorial de habla hispana decida darnos en el gusto. Así que lo puedes adquirir en inglés por el momento. Aquí unos puntos importantes:

Te lo recomiendo si:

  • Quieres descansar un poco de los clásicos comics de superhéroes.
  • Valoras las historias inclusivas, con diversidad de personajes a nivel de origen y orientación sexual.
  • Nunca has leído un comic en tu vida y no sabes por dónde comenzar.
  • ¡No importa tu edad! Su público objetivo son adolescentes, pero puede ser leído por personas de todas las edades.

No te lo recomiendo si:

  • Estás en la búsqueda de un cómic con problemáticas más maduras.
  • No te gusta el humor en los diálogos.